Menu

Coffee Talk, novela visual indie.

¿Alguien quiere un café?  hablemos de Coffee Talk

Habla, escucha y sirve cafés en 'Coffee Talk', nueva aventura ...

Es hora de conectarse con el hipster que todo millenial lleva en su interior, así que no importa el clima o la hora, ve a prepararte un café, pon una lista de reproducción de lofi y hablemos de Coffee Talk, un encantador juego de pixel art, traído de la mano de Toge Productios, disponible para Windows desde Steam (próximamente), Xbox One, PlayStation 4, Nintendo Switch y Mac. 

Coffee Talk es una interesante novela visual cuya trama se desarrolla en un mundo casi igual al nuestro, en un café que abre siempre después de la media noche en algún rincón de la ciudad de Seattle durante casi el final de septiembre de este año, con la diferencia que en esta versión del mundo los humanos conviven en cierta armonía con elfos, vampiros, hombres lobos y otras criaturas sobrenaturales, así al menos por el primer par de horas de juego no tenemos idea de qué podría entrar por la puerta de nuestro café (y no, tampoco hay coronavirus).  

Encarnamos al barista que regenta el local y nos toca interactuar con cada cliente, servirle lo que desea o sorprenderlo. Al principio no tenemos desbloqueada casi ninguna receta, por lo que toca un poco adivinar cómo se hace cada bebida y de eso depende el humor que pueda tener nuestro cliente. Pero este no es un juego de gestión de restaurante, es una novela visual, y si bien varias veces toca preparar bebidas, lo importante aquí es la historia que se desarrolla. Desde ya digo que es bastante simple, pero no por eso no tiene encanto; cada cliente tiene su historia y su drama en particular, su punto de vista sobre la vida y durante el transcurso de los días vemos cómo se va desarrollando y cómo termina y por supuesto, lo que les sirvamos puede influir en esto. 

Sobre el gameplay de Coffee Talk, también podemos decir que la sencillez prima, cada que nos toca servir una bebida, se nos despliega el panel donde seleccionamos los ingredientes y le damos al botón de preparar o reiniciar si no estamos seguros y podemos servir, desechar o hacer un pequeño arte latte si la bebida lleva leche.

Personalmente mi parte menos favorita es la del arte latte porque los controles me parecieron extraños, en vez de pulsar el gatillo RT de mi mando pulsaba A y servía inmediatamente sin poder hacer nada; el comportamiento de la leche se me hacía raro (aunque esto puede ser una cosa de costumbre), y no podía hacer las formas que quería. Me frustró mucho el no poder dominar esa parte por mucho que practicara, pero por suerte el juego no te exige hacerlo.  

Review: Coffee Talk | Forge

Por lo demás, tenemos a modo de mini menú un panel de teléfono donde podemos revisar las redes sociales de los personajes que vamos conociendo, una aplicación de música y un apartado donde podemos leer historias de un periódico virtual, aunque es completamente opcional el leerlo.

Y por supuesto, tenemos un recetario en el que podemos ver las recetas que necesitamos, que como dije antes, al inicio del juego no tenemos casi ninguna, pero si quieres un pequeño tip, antes de comenzar el juego en modo historia, puedes ir al modo infinito, que tiene un desafío a contrarreloj y uno libre, es en este último donde puedes preparar libremente todo lo que se te apetezca y eventualmente irás desbloqueando las recetas para así no estar tan a la deriva al inicio del juego (también podemos practicar arte latte si lo que apetece es sufrir). 

Como último elemento, la música del juego consta de unos tracks de lofi que podemos adelantar, retroceder o pausar desde el menú de teléfono en cualquier momento del juego si nos apetece, aun así, casi no toqué esa parte porque el lofi es un género hecho para tener de fondo, llena el espacio sin molestar y termina de completar el ambiente tranquilo y seguro que nos ofrece el juego. Podría decir que hasta me quedó gustando. 

En conclusión, Coffee Talk no es un juego hecho para que quebrarse la cabeza con puzzles, si no para relajarse y disfrutar con el chisme que cada cliente tiene, es un juego bastante corto, pero puedes volver a jugar después de haber terminado la historia para desbloquear otras cosas y completar la galería al final de cada partida. Totalmente recomendable si te gusta la fantasía urbana y te preguntas cómo sería vivir en un lugar así. 

Sin más por agregar, me despido y espero que disfruten el juego. 

GG. 

No comments

Deja una respuesta

Nuestro Ultimo Podcast