Menu

El eterno retorno o la pérdida de ideas | Un recuento del ultimo trailer de Star Wars: The Rise of Skywalker

La próxima película de Star Wars, titulada Star Wars: The Rise of Skywalker, pinta para ser un completo desastre. Partiendo de lo creado por el director del episodio VII, J.J. Abrams, que mantuvo una dura tarea al retomar una de las sagas más importantes de la historia del cine, optó por realizar una película que mantiene una relación cíclica con el universo de la saga, siendo el episodio VII una nueva versión del episodio IV: A new hope. Además de mostrar la misma historia que ya conocíamos, con prácticamente las mismas escenas, basó el clímax de la película en el factor nostalgia, haciendo uso de los personajes que formaron parte de la saga en películas anteriores.

Partiendo de este antecedente y del primer tráiler mostrado, la próxima película de Star Wars será más de lo mismo, pues tras la conflictiva critica, tan dividida, del episodio VIII, que a mi parecer fue una catástrofe, no hizo más que desmoronar la historia que la nueva trilogía trataba de mostrarnos. En el tráiler se puede advertir la aparición de un personaje conocido de la saga, otro perteneciente a la trilogía original de la cual no se pueden despegar, además de la risa, tan emblemática, del principal villano de la trilogía original, implicando que “volverá”, concluyendo con una línea del protagonista de esa misma trilogía que dice: Nadie se va del todo. “Fundamentando” de esta manera la utilización del factor nostalgia para volver a mostrar algo que ya conocemos.

Las formas en que esta trilogía quiere innovar y a su vez mantener la esencia de la saga, que en mi opinión confunden esencia con una especie de reedición de las películas pasadas es un fracaso, pues la esencia de la saga mantiene un argumento que la “innovación” de la nueva trilogía rompe. Por lo que esta trilogía quiere mostrar dos aspectos contrarios en la misma obra. Comienzo: La trilogía original, así como la precuela (de la cual me ahorraré los comentarios para otro artículo), mantiene un argumento que sostiene que el poder, en este caso la Fuerza, es una habilidad hereditaria que se tiene que desarrollar con un excesivo entrenamiento, pues cabe la posibilidad de que este poder se vuelva contra su portador, contaminándose del lado oscuro. La nueva trilogía rompe con este argumento, pues muestra a un personaje salido de la nada con una capacidad para utilizar la fuerza descomunal, además de ser un estandarte de valores éticos que no se fundamentan de ninguna manera en la obra, pues este personaje proviene de un ambiente totalmente corrupto y criminal, siendo inverosímil que un “huérfano” mantenga tantas cualidades. Pues no cuenta con un entrenamiento de la Fuerza, ni un ejemplo a seguir ético (si no todo lo contrario) que se fundamente para su desarrollo.

Es entonces cuando entra la aparente trama mostrada en el tráiler de la próxima película, donde se remite a este factor hereditario por la inclusión de un apellido emblemático de la saga, apellido que remite al poder que se hereda, contradice a lo mostrado en las anteriores entregas de esa misma trilogía. Esto es un grito desesperado por parte del director, que aparentemente se ha quedado sin ideas y busca mantener “eso” que en su tiempo hizo emblemática la saga. Por lo que considero, partiendo de las películas anteriores y el tráiler, que esta nueva película de Star Wars va a concluir con un desastre que le quedó muy grande a el director, y que intentó, hasta el hartazgo, ser inclusiva con todos los temas políticamente correctos (contradiciéndolos). Mostrando la verdadera faceta que nadie vio en toda la existencia de Star Wars, el verdadero villano de esta emblemática saga del cine es, sin lugar a dudas, Disney.

No comments

Deja una respuesta

Nuestro Ultimo Podcast